Domingo, 21 de Abril de 2024
MISIONES
Jueves, 7 de marzo de 2024
Uxia, el joven gaucho que fusiona chamamé con trap y firmó con Warner Music
“Hay un fin: que gente como yo, que no conocía el chamamé, sienta lo mismo. Un flechazo”, dijo Uxia Hochstein (24) en una entrevista para La Voz de Misiones. Uxia es un joven pampeano que fusiona el chamamé con trap y rock.
Firmó con Warner Chappel para sacar un EP con sus canciones después de que se conocieran sus versiones de “Sweet Dreams” y de “La Granja San Antonio”, ambas con miles de reproducciones en las plataformas.

“Crecí escuchando rock, metal pesado. En la pandemia la pasé en Córdoba y me agarró una extrañitis aguda de La Pampa. Comencé a escuchar a Atahualpa Yupanqui, José Larralde, el humor de Landriscina. Muchas cosas camperas porque me hacían sentir allá, en casa. Así desarrollé un gusto. Me dije: ‘lo que me estaba perdiendo’. Así empecé con mucho folclore en lugar de lo que escuchaba antes. Atahualpa, hasta el día de hoy, es como mi referente”, comentó Uxia que, en ese momento estudiaba diseño gráfico y francés en Córdoba.


Para cuando regresó a La Pampa, hace dos años, puso chamamé de casualidad y “no te puedo explicar. Los primeros quince segundos fueron un flechazo”, definió. “Ahora estoy como loco. Me acuerdo que ese fin de semana, en casa, descubrí el chamamé, por así decirlo, y comencé a investigar. Una belleza. Estaba fascinado por cómo se vestían, los acordeones”.

En ese instante, Uxia recordó que su papá hacía música y preguntó por los acordeones que tenía. Afortunadamente una verdulera no la había vendido. “Se me iluminaron los ojos. Los acordeones son muy caros. Entonces ese fue un buen punto de partida porque hubiera sido imposible para mí. Ese mismo fin de semana ya estaba aprendiendo canciones. Me cambió totalmente la vida el chamamé, en el pensamiento, en todos los ámbitos”.



Uxia ya hacía música en esa época. Pero “venía de otro palo”, remarcó. Porque hacía trap dark o “black metal noruego con sintetizadores de 8 bits. Estoy acostumbrado a mezclar cosas que no se mezclan”, argumentó como para explicar el contraste que logró entre la corriente tradicional del litoral y la música urbana. “Por eso dije que tenía que mezclar el chamamé con el trap. Entonces se dio de manera natural. De a poquito lo fui mezclando con mi toque dark, oscuro, gótico. Porque es mi personalidad”. Así fue naciendo el apodo con el que quiere trascender: Jinetes del mal flash, la referencia directa al disco de una banda hardcore de su adolescencia y que conjugaba esa pretenciosa mixtura de sonidos. De esa manera, un día grabó una canción de la agrupación Los Duendes del Chamamé y ellos se comunicaron con Uxia para decirle que quedaron encantados. Aunque no todas las reacciones fueron positivas.

“Las primeras canciones no sabés lo que eran las redes sociales: miles de personas que me insultaban. Que el chamamé no es así. Pero era, no sé: ‘Pepe que vivía en el monte chaqueño’. Me veía a mi todo raro y se ponía loco. Pero con el tiempo, el año pasado viaje con Adrián Mansilla por Corrientes, Chaco y Santiago del Estero. Ahí me nutrí de todo lo que era el chamamé. Porque en La Pampa no existe. Ahí entendí porqué tanta gente me insultaba. Porque para ellos no es solo un ritmo, es una forma de vida, tradición. Entonces veía gente como yo que la deformaba y explotaba. Eso me lo hacían saber por los comentarios”.


Es que no solo veían a un joven artista vestido como gaucho interviniendo el chamamé con sonoridades contrastantes. También se mostraba con pasamontañas, las uñas pintadas de negro y un grupo de chicas bailando twerk de fondo.

“Con el tiempo, mientras más canciones sigo subiendo, fueron cada vez menos los comentarios negativos. Porque, cada vez, muchísimos músicos del chamamé me han escrito, felicitándome por la valentía. Y eso me motiva un montón”, dice Uxia.

El desierto gráficas se llama la empresa de diseño que Uxia comparte desde Buenos Aires con su hermano que está en La Pampa y además, en paralelo, tiene su marca de ropa a la que bautizó Arte del infierno. Y si bien ya pisó algunos escenarios en el interior del país, no esconde su emoción por soñar con con mayores oportunidades, como en la Fiesta Nacional del Chamamé o el Festival Nacional del Litoral. “Sería un honor”, estimó. “Vengo del urbano, de lo de la juventud. Cada tanto me escribe alguna persona y me dice que antes no conocía esa música. Y siento que lo logré, que es un gancho, les agarra la curiosidad y van por el chamamé tradicional, que es hermoso”.



Termas del Foro


10/01/2014 08:49:45

10/01/2014 08:21:56

10/01/2014 00:46:00

Datos de contacto

www.corrienteschamame.com
San Lorenzo 1788
3400 Corrientes,
(+54) 0379 4425938 / 0379-154803722

corrienteschamame@gmail.com