Encuestas

¿Que te pareció la Postulación del Chamamé en la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad?
1- Excelente
2- No estoy de acuerdo
3- No sabía
Osvaldo Sosa Cordero
Miércoles, 03 de abril de 2019
Su legado cultural fue inmortalizado en un monolito
Autoridades municipales y familiares del artista correntino le brindaron un homenaje ayer en el parque Camba Cuá. En el sitio se puede visitar la primera y la última letra que escribió gravadas en dos placas.


Dos placas que resumen la vida y el trabajo cultural del cantautor Osvaldo Sosa Cordero fueron descubiertas ayer en el parque Camba Cuá.

La ceremonia formó parte del multitudinario inicio de los festejos por el “Mes de Corrientes”. Alrededor de las 19, la hija del artista, Rita Sosa Cordero, el intendente Eduardo Tassano y la directora general de Planificación y Gestión Artística, Ana Laredo, presentaron en sociedad este sentido homenaje.
Rita Sosa Cordero dialogó con época y brindó más precisiones sobre su legado cultural. “Su primera composición escrita data de 1925 y se denominó “Camba Cuá”, porque había quedado cautivado con los festejos del 6 de enero y el paisaje de la zona”, explicó.
En 1986, año en el que falleció, escribió “Pido un Ceibo en Flor”, su última obra. Ambas letras quedaron inmortalizadas en las dos placas ubicadas en el tradicional paseo correntino enfrente de un árbol de esta especie. “Es el comienzo y el final de su obra junto cerca de un ceibo que era su deseo”, subrayó.
Vale señalar que el monolito fue una iniciativa de la familia que realizó la primera placa en 2016 y para este Mes de Corrientes la Municipalidad cumplió con la segunda, que contiene la letra de su primera canción registrada. “Esto es un acto de justicia para uno de los correntinos más ilustres que ha dado nuestra tierra”, expresó Tassano.
Sosa Cordero nació en Concepción del Yaguareté Corá, Concepción, el 6 de julio de 1906 y su fallecimiento se produjo en Buenos Aires el 19 de septiembre de 1986.
Una palabra que define al artista es multifacético: fue un precursor de la música litoraleña, periodista, dramaturgo, escritor y compositor de cientos de poemas y canciones.


“Papá fue el primer organizador y director de Cultura de la Provincia en 1951”, recordó Rita. A la vez que señaló como un año después de su muerte, en 1987, se impuso su nombre al escenario del anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola.
En 1985 recibió el premio Konex como uno de los cinco poetas más importantes de la música folclórica argentina, distinción que compartió junto con Atahualpa Yupanqui, Armando Tejada Gómez, Hamlet Lima Quintana y Félix Luna.
Entre otros clásicos de Cordero se puede mencionar: “Anahí”, “Alma Guaraní”, “Ñendivei”, “En un Pueblito de mi Corrientes”, “Mi Provincia Guaraní”, “El Encadenado” y “Boquita de Miel”, entre más de 300 obras a su nombre.

La sala Adolfo Mors reabrió sus puertas
con una muestra de artistas correntinas

La muestra “Mujeres Correntinas” abrió la temporada de exposiciones en la Sala Adolfo Mors. Chela Gómez Morilla, Luciana De Finis y Christian Álvarez sumaron sus más importantes trabajos para el Mes de Corrientes.
La muestra de 15 cuadros, entre acuarelas y óleos, puede ser visitada de lunes a viernes de 9 a 12 y de 15 a 20, sobre calle Carlos Pellegrini 542. Estará disponible para todo público hasta el 17 de abril.


“La mayoría son paisajes y flores con un estilo realista e impresionista”, dijo la guía de sala.
“Es un honor exponer en el lugar donde vivió Mors, quien fue profesor de Pintura en el Instituto Josefina Contte”, expresó a época Chela Gómez Morilla.
La sala Adolfo Mors recibió mejoras y remodelaciones en su estructura que data del año 1800. Las refacciones estuvieron a cargo del Municipio y fueron inauguradas ayer por el Mes de Corrientes.