Encuestas

¿Dónde disfruta más del Chamamé?
1- En los festivales
2- Con los amigos
3- En mi casa
4- Cuando estoy lejos de mi tierra
Chamamé
Jueves, 01 de agosto de 2019
Media sanción para que Raúl Barboza sea declarado Ciudadano Ilustre
Ahora pasa a la Cámara Alta para cumplir con los pasos formales. El artista nació en Buenos Aires el 22 de junio de 1938, fue criado en un ambiente musical. Es hijo de uno de los pioneros del chamamé en Buenos Aires, el curuzucuateño Adolfo Barboza.


En la reanudación de las sesiones en la Cámara de Diputados de la Provincia, se dio media sanción al proyecto impulsado por Ariel Báez. El músico busca destacar a su par que cuenta con una vasta trayectoria en el género chamamecero.

En su niñez, Raúl Barboza recibe de su padre de regalo un acordeón de dos hileras que en el corto plazo ejecuta con maestría, siendo considerado en el ambiente chamamecero como un niño prodigio.

En los fundamentos, afirman que aún de pantalones cortos realiza presentaciones junto al trío de su padre y en el año 1950 tiene la oportunidad de realizar sus primeras grabaciones para la “Víctor” con el “Conjunto Correntino Irupé”, en el que graba una obra de Adolfo Barboza, “La Torcaza”.

Posteriormente realiza actuaciones y grabaciones junto a artistas litoraleños como Damasio Esquivel, Polito Castillo, Julio Luján y “Las Hermanas Caballero”, para formar a finales de la década del 50 su propio conjunto con el que realiza sus primeras presentaciones en Buenos Aires y su primera gira por ciudades de Brasil.

En el año 1961 es convocado por el pianista y compositor Ariel Ramírez para integrar su embajada artística en un espectáculo musical en un teatro de Capital Federal, donde su performance llama la atención de los directivos del sello “CBS” que lo contratan en forma exclusiva. Junto a Ramírez participa en esta etapa además del filme “Los Inundados” y de la “Misa Criolla”. Su primer disco para el sello “CBS”, titulado “Presentando al nuevo ídolo del Litoral”, se editó en el año 1964, en el que Barboza estuvo acompañado del guitarrista Domingo Medina y del cantante y guitarrista “Juancito El Peregrino”, al que le siguieron recordadas placas como “Raulito Barboza con las grandes voces del Litoral”, “Viajando por el Litoral con Raulito Barboza”, “El talento de Raulito Barboza”, “Bienvenido”, entre otras. También grabó para los sellos “Polydor”, “Microfón”, “Odeón” y Cabal”.

Por espacio de 20 años, Raúl Barboza recorrió con su trío los principales escenarios de Argentina, Brasil y Paraguay, acompañado de celebrados músicos y cantantes como Bartolomé Palermo, Esteban Gatti, Luis Ferreyra, Ramón Chávez, Nicolás Oroño, Raquel Marino, Moral de la Fuente, Mateo Villalba, Octavio Osuna, Choli Soria y Norberto Pereyra, por citar algunos.

En el año 1971, se realizó su primera gira fuera de Sudamérica para presentarse en Rusia. Una década después, en 1981 se convirtió en el primer artista de nuestro género en realizar una gira al Japón.

En la faz autoral llevan la firma de Barboza obras como “Al compás de tu sueño”, “Llegando al trotecito”, “El estibador”, “Bailantas chamameceras”, “Noches de canto y fogón”, “Chamamé para mi tristeza” y “Chamigo baile”, por citar algunas. Barboza ha sido galardonado con importantes premios como el “Konex”, “Grand Prix du disque Accademie Charles” (Francia), “Premio a la trayectoria en Cosquín”, el “Premio SADAIC Francisco Canaro“, “Caballero de las Artes y las Letras” en Paris y “Premio Clarín” al mejor artista del año en 2005, entre otros. Raúl Barboza reparte su residencia entre Buenos Aires y París, dedicado a su carrera artística.

El 14 de agosto de este año, Raúl Barboza recibió la mención de honor “Senador Domingo Faustino Sarmiento” de parte del Senado de la Nación.

Por estas consideraciones, por su trayectoria meritoria e intachable, podemos señalarlo como uno de los ejemplos artísticos de las generaciones presentes y futuras, con la intención de reconocer a este artista su valioso aporte al crecimiento y difusión del chamamé a nivel mundial.