Encuestas

¿Que te pareció la Postulación del Chamamé en la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad?
1- Excelente
2- No estoy de acuerdo
3- No sabía
Nahuel de Mársico
Viernes, 19 de enero de 2018
“Conocí el Chamamé por Ofelia y no me pude alejar más de él”
El joven músico Nahuel de Mársico pasó por la carpa de transmisión de Cadena de Radios y contó sus sensaciones tras pisar por primera vez el escenario Sosa Cordero en el marco de la Fiesta Nacional del Chamamé. “Es un placer ser parte de esta fiesta, por primera vez solo. Fue único e irrepetible, no lo voy a olvidar nunca” dijo el ahijado artístico de Ofelia Leiva.


“La respuesta del público que emociono machismo, una de las mejores experiencias de mi carrera, estoy feliz de compartirlo con esta gente maravillosa” dijo Nahuel de Mársico en diálogo con Clara González sobre como fue el recibimiento de la gente.

Nahuel reflexionó sobre lo que fue su actuación, tras el paso de grandes figuras del género. “Era toda una responsabilidad ingresar luego del Bocha (Sheridan) y de Diego (Gutiérrez), pero tratamos de hacer lo mejor, de estar a la altura de los grandes aunque sabemos que nos falta mucho por caminar”.

“Soy de Quilmes Buenos Aires. Conocí el chamamé por Ofelia (Leiva). Me vio a ver a un show, después hablamos mucho. Hasta que vino a mi casa y presenciaba los ensayos y me guiaba. Hasta que un día me dijo que quería ser mi madrina” contó Nahuel como inició su romance con este género y en el que tiene como guía a una de las referentes del chamamé.

“En el 2013 Ofelia me invita a cantar con ella por sus 50 años de carrera. A partir de ahí fue un momento inolvidable y no me pude alejar del Chamamé. Cada vez me gusta más esta música. Cada show donde este siempre va estar presente el chamamé” aseguró.

Ofelia Leiva, su madrina, siguió de cerca la actuación de Nahuel y expresó sus sensaciones. “Agradezco que le dieron la oportunidad, a mí me gusta como canta pero les tiene que gustar a los demás” dijo. Además destacó el compromiso y disciplina de este joven artista, que se vio reflejado en su paso por la Fiesta. “Uno puede darle una mano hasta cierto punto, después la gente es la que dice sí o no” aseguró.

R: Gabriela Villordo