Encuestas

¿Que te pareció la Postulación del Chamamé en la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad?
1- Excelente
2- No estoy de acuerdo
3- No sabía
Chamamé
Sábado, 11 de febrero de 2017
Los de Imaguaré pincelaron con canciones el amanecer de Mburucuyá
La postal fue inigualable. Los de Imaguaré abrazaron con su canto el majestuoso amanecer de Mburucuyá para despedir la 49ª Fiesta Nacional del Auténtico Chamamé Tradicional con un destacado espectáculo. Fue una propuesta pocas veces vista, donde la expresión chamamecera y la naturaleza se dieron la mano para ofrecer una imagen única en una fiesta cargada de emociones.


El emblemático escenario del anfiteatro Eustaquio Miño se vistió de dorado por la salida del sol, estando a tono con el anuncio de la celebración de los 50 años de la Fiesta del Chamamé Tradicional, que se presentó tras una lujosa actuación de Los de Imaguaré. “Es un escenario especial para nosotros, y un público que siente con profundidad el amor y el respeto a la cultura y en especial al chamamé y eso nos hace sentir muy bien cada vez que compartimos nuestro canto”, expresó Julio Cáceres, fundador del grupo.

Fue un espectáculo integral que conjugó música danza y poesía, colmada de herencia e identidad que expresan la esencia del sentir chamamecero, en un escenario que sabe y conoce a la perfección estos valores y sentimientos muy característicos del género correntino por excelencia. Previo a su presentación este fin de semana en la Fiesta Nacional de la Corvina de Río en la villa turística de Herradura, en Formosa, Los de Imaguaré continúan celebrando su historia en el marco de sus 40 años.

Parte de esta vida en el chamamé compartieron con el público de Mburucuyá, con canciones como “Vengo a decir”, “Virgencita de Itatí”, “Alma de Calandria”, entre otros. Canciones que acarician el alma, melodías que embriagan de nostalgia y que detonan el fervor del público chamamecero que abraza y siente con profundidad las emociones que comparten Los de Imaguaré.

En esa comunión que comparten sobre el escenario, Julio Cáceres, junto a sus hijos Nicolás y Federico, acompañados de sus destacados músicos, la magia les permite llegar con tanta naturalidad a la gente.

Por supuesto, como parte de los recuerdos de uno de los referentes del chamamé, compartieron canciones como “Para volver a soñar” y “Niña del ñangapirí”. Ya si esto fuera poco, un momento emotivo y especial se vivió cuando Julio Cáceres anunció el tema “Canto a Mburucuyá”, y que tuvo como condimento especial un poema nuevo, que el cantante compuso especialmente para esta ocasión en honor a Juan Carlos Jensen y que en el interludio de la canción se lo dedicó al recitador que estaba presente entre el público.

Por supuesto no faltaron “Sangre Esquivel”, “Compadre que tiene el vino” y un cierre inolvidable con “Adiós ciudad de Mercedes” acompañado con el Poema Mercedes Corrientes con la destacada expresión de Federico Cáceres, que despertó ovaciones y sapukái en un sentido agradecimiento a Los de Imaguaré.